14 colonias de la ZMG han sido beneficiadas con más de tres mil árboles plantados.

Con el objetivo de contribuir a la recomposición del tejido social, brigadistas universitarios y comunidad en general participaron en la primera etapa de reforestación la cual comprende 14 colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), hasta el momento se han plantado 3,500 árboles.
Esta campaña incentiva a las familias y especialmente a los niños a adoptar un árbol y comprometerse a cuidarlo para lograr una ciudad más sustentable.
Con los árboles donados por la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), de enero a marzo se han reforestado parques y áreas verdes de colonias como Arenales Tapatíos, Buenos Aires, Jalisco, Valle de San Nicolás, La Huizachera, San Juan de Ocotán, concluyendo su primera etapa en la colonia Rancho de la Cruz en Tonalá. 
 “Es una actividad de formación y educación ambiental que hasta ahora ha tenido una respuesta favorable tanto de parte de las familias como de jóvenes usuarios de los parques. La dinámica de las brigadas se hace en conjunto con la comunidad fomentando en los niños la importancia de los árboles y la reforestación; los niños escogen un árbol al que ponen nombre y se comprometen a cuidarlo”, explicó la Lic. María de Jesús Morales Zepeda, responsable del Área de Desarrollo y Vinculación Social de la Unidad de Servicio Social (USS), perteneciente a la Coordinación de Vinculación y Servicio Social (CVSS) de Universidad de Guadalajara (UdeG).
 
La campaña forma parte del proyecto “Universitarios construyendo ciudadanía”, en el cual también se llevan a cabo otras actividades de detección de grupos sanguíneos, creación de huertos urbanos y eventos culturales en beneficio de la sociedad.
Texto: Michelle Pérez
Fotografía: USS