Con el sentido de reconocer y valorar la diversidad cultural, así como de promover el uso de la lengua indígena se desarrolló el primer "Taller de Sensibilización y Revitalización Cultural" con niños de la primaria Lázaro Cárdenas en Cuexcomatitlán, municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.    

"Logramos reconocer a las culturas indígenas como algo vivo, más allá de los libros, eso quiere decir que los niños y los papás lograron hablar nuevamente su lengua, mediante juegos  como la Lotería Purépecha, Serpientes y Escaleras en lengua Wixárika, Oca del Patrimonio Cultural de México, Yopardi de la Migración, así como el Memorama de Plantas en idioma Otomí, explicó la Lic. Ruth Elena Martínez López del Programa de Indígenas Migrantes y Residentes en la Zona Metropolitana de Guadalajara de la UACI.  

Durante los lunes del presente ciclo escolar llegaban hasta esta escuela un equipo multidisciplinario del Departamento de Lenguas Indígenas (DELI) y de la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI) de la Coordinación de Vinculación y Servicio Social de la Universidad de Guadalajara (UdeG) para trabajar con los niños indígenas ñañhus, phurepechas, otomies y wixárikas de la colonia Sergio Barrios.

Fue en enero del 2013 cuando se funda la colonia indígena Sergio Barrios y la UACI ya trabajaba con ellos el reconocimiento jurídico de su territorio, así como el levantamiento de viviendas dignas en un predio situado en el monte, sin pie de casa; pero con una vista hermosa a la laguna de Cajititlán.

De manera complementaria se impulsó la venta de su artesanía y la conservación de sus tradiciones culturales, posteriormente se concretó una importante alianza con el maestro Pedro Martín Montes Toscano, director de la primaria Lázaro Cárdenas, quien ofreció un espacio para la exposición de sus artesanías, desarrollando además la primer Biblioteca Intercultural de la región.

"En esta escuela practicamos la Interculturalidad, la comunidad Sergio Barrios viene a incluirse con sus lenguas, tradiciones, juegos interculturales, trajes y gastronomía esto se llama diversidad cultural, es decir: todas las personas son iguales y tienen el mismo valor", destacó el maestro Pedro, durante el evento. 

Finalmente la maestra Analine Martínez Sixto, tlapaneca originaria de la montaña Alta de Guerrero, representante del DELI expresó una sentida petición a los asistentes "Quiero invitarlos a que hablen su lengua, la aprendan y la cultiven en su casa; no solamente en la escuela, es importante que los padres de familia la practiquen en su convivencia diaria y no se sentirnos pobres con el uso de nuestra lengua, al contrario". 

Fue así que entre el pozolito, las torundas, el mole y el atole wixárika, los alumnos indígenas de la escuela primaria concluyeron el evento compartiendo unas palabras en su lengua e invitando a los asistentes a disfrutar de sus juegos tradicionales.
 
Informó: Ramón Michelle Pérez Márquez