Recibe Jorge Miguel Cocom Premio de Literaturas Indigenas de América

En su discurso, propuso que el 10 por ciento del presupuesto al INE debería ser destinado a instituciones culturales

Sin pelos en la lengua, el poeta maya Jorge Miguel Cocom Pech, se pronunció en contra de las políticas presupuestarias en torno a la cultura. Dijo: “Las instituciones culturales ya no deben ser las pordioseras del sistema. Es necesario que se invierta más en cultura y en educación. No es posible que se gaste más en el presupuesto de la presidencia de la República que en cultura”.
 
Ante la presencia del Rector General de la Universidad de Guadalajara (UdeG), maestro Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, durante la ceremonia de entrega del IV Premio de Literaturas Indígenas de América (PLIA), en su edición 2016, Cocom Pech agregó que mientras instituciones como el Instituto Nacional Electoral (INE) tienen un gran presupuesto, en las instituciones culturales “estamos de mendigos. Propongo que el 10 por ciento del presupuesto del INE sea destinado a Cultura”.
 
Mencionó que el INE ha servido para la reproducción de la podredumbre política, de la cual muchos mexicanos están hartos y añadió que ese instituto le sirve a los poderosos de turno, no a los ciudadanos.
 
Manifestó también su inconformidad por la reducción del presupuesto a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).
 
Jorge Miguel Cocom Pech, poeta, narrador y ensayista, nacido en 1952 en Calkiní, Campeche, fue acreedor por trayectoria de cuarenta y ocho años como escritor al PLIA. Es autor de las novelas El abuelo Gregorio, un sabio maya, y Lágrimas de oro, aquí no hables maya —donde trata el tema de la discriminación en el mundo mestizo. 
 
Cocom Pech resaltó la importancia de mantener vivas las culturas y lenguas originarias. “Nunca pensé que mantener viva la lengua y la cultura heredada por mis antepasados iba a ser objeto de un premio. La identidad de un hombre como la de un pueblo es su huella permanente en el tiempo”, añadió.
 
Reconoció que en México las instituciones culturales y universitarias, así como los gobiernos locales, estatales y federales se preocupan por enaltecer las raíces culturales y lingüísticas de los pueblos originales y agregó: “Con lentitud y cierto desdén el estado mexicano voltea a mirarnos”.
El Rector General de la UdeG destacó que en México, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas reconoce la existencia de 364 variantes lingüísticas, de las cuales 64 presentan un riesgo extremo y 43 un riesgo alto de extinción y dicho instituto señala como factor de desventaja social de los hablantes nativos la reducida existencia de materiales escritos en sus lenguas y la falta de normas estandarizadas para su escritura, situación que se extiende a toda Latinoamérica.
Destacó que la UdeG a través del Programa Universidad Incluyente, en 2015, entregó 603 becas a jóvenes indígenas. De igual manera, en el transcurso de este año se han otorgado 768 a estudiantes de 23 etnias con el propósito de apoyar sus estudios de educación media superior y superior. Agregó que 566 jóvenes indígenas cursan sus estudios profesionales en las carreras de Enfermería, Administración, Abogado, Nutrición, Psicología, Agronegocios y Contaduría Pública en la UdeG.
La ceremonia de premiación se llevó a cabo como parte del Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas celebrado en el marco de la FIL.
El maestro Bravo Padilla entregó a Cocom Pech un cheque de 25 mil dólares, cantidad de la que está dotado el premio; el licenciado Ignacio Bonilla Arroyo, director de Culturas Populares, en representación de la doctora Myriam Vachez Plagnol, secretaria de Cultura estatal, hizo entrega de la constancia que lo hace acreedor al galardón; y la estatuilla, por la doctora Marina Núñez Bespalova, directora general de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, en representación del licenciado Rafael Tovar y de Teresa, Secretario de Cultura Federal
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 3 de diciembre de 2016
 
Texto: Martha Eva Loera
Fotografía: David Valdovinos