Futuro y prospectiva
 
       

Jalisco a futuro

 
       
Marco Antonio Cortés Guardado    
       
Coordinador general del estudio "Jalisco a futuro" y director del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Guadalajara.
       

"Jalisco a futuro" ha sido el primer estudio de futuro de largo alcance que se ha realizado en el estado, con el propósito de conocer sus tendencias de desarrollo, vislumbrar los escenarios alternativos susceptibles de ocurrir en el futuro mediato y de largo plazo, y elaborar una propuesta de desarrollo social. Por otra parte, fue el primer estudio de esta naturaleza en México que incorporó como parte sustancial del proyecto un estudio empírico de los valores sociales que proporcionan identidad moral, cultural y política a la sociedad.

Además de ser un proyecto pionero, permitió innovar en el campo de los estudios prospectivos, al combinar, de manera arriesgada pero original, diferentes metodologías e integrar sus resultados en un cuerpo coherente y bien estructurado; se puede constatar en el resultado: el libro Jalisco a futuro, publicado por la Universidad de Guadalajara en 1999.

Los procedimientos comunes de la investigación social (investigación de gabinete, encuestas y análisis cualitativo) fueron amalgamados con metodologías prospectivas de uso más o menos común (análisis estructural y método Delphi), y con algunos elementos propios de la planeación estratégica (análisis foda). El estudio se completó con una encuesta estatal de valores. De esta manera, la producción de información fue profusa y adecuada para el proyecto.

La estructura del informe final fue ideada a partir de la teoría de los sistemas sociales y, en particular, de la sociología funcionalista de Talcott Parsons, sin restringirse por ello a esta fuente conceptual. En la medida de lo posible se intentó construir teoría al tiempo que se reconstruía el objeto de estudio.

El propósito era que en todo momento la metodología utilizada permitiera registrar fielmente la percepción social de los jaliscienses, así como sus expectativas hacia el futuro. Se puede afirmar que el proyecto de desarrollo social con el que culminó "Jalisco a futuro" fue construido por la sociedad misma y refleja la amplia diversidad de intereses. Fue un instrumento adecuado para estudiar una realidad social particular y explorar la percepción que de ella tienen sus integrantes.

También permitió actualizar nuestro conocimiento del estado en los distintos campos y brindó información sobre áreas no exploradas de la vida social de Jalisco. Constituye una experiencia de gran valor para la investigación social de Jalisco, pues experimentó nuevos caminos para producir conocimientos y proponer nuevas estrategias. Aportó elementos valiosos para la toma de decisiones y la elaboración de políticas públicas y, finalmente, contribuyó a expandir el debate público sobre las alternativas de desarrollo social de los jaliscienses.

 

Antecedentes

"Jalisco a futuro" nació de la preocupación de un conjunto de empresarios jaliscienses, ante la sensible carencia de un proyecto amplio de desarrollo social en la entidad que marcara rumbo y certidumbre tanto al gobierno como a la sociedad.

A solicitud expresa de este grupo de empresarios, se elaboró una primera propuesta de proyecto, la cual se afinó y enriqueció con las sugerencias de distintos empresarios, investigadores y líderes de opinión.

"Jalisco a futuro" partió de una constatación sucinta de los vacíos en el conocimiento de la realidad social, cultural, económica y política, así como de los valores sociales del estado. Particularmente, se consideró necesario el proyecto ante la práctica inexistencia de estudios prospectivos.

Ninguno de los dos estudios similares que se habían llevado a cabo lograron colmar estos vacíos. Por esta razón, "Jalisco a futuro" arrancó evaluando las aportaciones y las carencias de los proyectos "Jalisco 2000", elaborado por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (itesm), campus Guadalajara, y "Jalisco a tiempo", a cargo de la Universidad de Guadalajara, y en el cual tuve una participación decidida.

En la orientación del proyecto influyeron dos estudios prospectivos que llamaron poderosamente la atención de los empresarios. Uno de ellos fue el proyecto "Monterrey 2020", realizado por el itesm, campus Monterrey, y el otro, el estudio "México 2020", de una empresa mexicana de consultoría.

 

Pertinencia

El conocimiento de la realidad social de Jalisco es todavía muy incompleto. Los estudios generales mencionados contribuyeron, cada uno en su momento, a cubrir el vacío de información, pero dejaron flancos importantes sin abordar.

Jalisco carecía de trabajos prospectivos fundamentados que permitieran registrar la imagen del futuro deseado por la sociedad, al tiempo que producía diversos escenarios de desarrollo, con base en las tendencias observadas en los principales rubros de la vida social del estado.

Por otra parte, hacía falta un estudio que incorporara un análisis detenido de la dimensión cultural y valorativa. La falta de éste impedía visualizar de manera más completa las posibilidades del desarrollo social, sobre todo si consideramos que las actitudes y los valores sociales determinan también la viabilidad de cualquier proyecto colectivo.

 

Metodologías utilizadas

Los estudios prospectivos usuales se basan en una extrapolación de las percepciones y expectativas de un grupo de individuos (como en el caso de "Monterrey 2020"); o bien, en una proyección estadística de tendencias sociales (como los clásicos, basados en el modelo de las investigaciones del Club de Roma). Ambos son valiosos, pero incompletos.

Como los usuarios del proyecto demandaban un estudio de futuro, se procedió a diseñar una metodología que superara las limitaciones de los anteriores. Para ello se planteó una investigación con tres vertientes: un estudio diagnóstico, uno prospectivo y otro de valores. Esquemáticamente, éstos intentaban responder a tres preguntas: cómo estamos; hacia dónde vamos y dónde queremos ir; y cómo somos.

El objetivo de "Jalisco a futuro" fue construir una visión del futuro del estado, capaz de ofrecer un sustento a los diversos esfuerzos por elaborar proyectos de desarrollo social. Se buscó alimentar éstos de un conocimiento más preciso de los anhelos de los jaliscienses, sus valores constitutivos y las potencialidades de la entidad, derivadas de los logros alcanzados y de las tendencias observables y probables en los ámbitos de la economía, la política y la cultura.

Para el diagnóstico se realizaron estudios independientes sobre los sistemas político, social, educativo y económico, así como de la administración pública. Además, estudios monográficos sobre patrimonio cultural, población, seguridad pública, cultura empresarial y finanzas públicas. En cada uno se efectuó un balance de situación, se identificaron problemas relevantes y se trazaron líneas de evolución en los ámbitos considerados.

La prospectiva incluyó tres rubros: el futuro tendencial, el futuro deseable y el futuro pesimista. El tendencial se obtuvo de proyecciones estadísticas. Con este método se perfilaron escenarios tendenciales, obtenidos por medio de los modelos logísticos de crecimiento y competencia, aplicados a series estadísticas disponibles, en cuestiones como educación, población, producción, empleo, vivienda, salud, elecciones, comunicaciones, producto interno bruto o seguridad social.

El futuro deseado se dedujo de dos procedimientos paralelos. Uno de ellos fue la aplicación de la metodología del análisis estructural a grupos de expertos y actores. En una sesión colectiva, una serie de expertos identificaban, primeramente, los problemas relevantes de algún tema (desarrollo cultural, por ejemplo), los cuales se jerarquizaban en función de su urgencia de solución, mediante la técnica del ábaco de Regnier. Después, los problemas más urgentes eran sometidos al análisis en una matriz de impactos cruzados, que permitía identificar los problemas relevantes, ya no más urgentes, por su grado de influencia en el conjunto. Agrupados en un plano cartesiano, se obtenían cuatro zonas de problemas: un área de problemas causales relevantes (que influyen mucho y son poco influidos); una de conflictos (que influyen mucho y son muy influidos); una de subordinados (que influyen poco y son muy influenciados), y una de salida (que influyen poco y son poco influenciados).

En una segunda sesión, los problemas causalmente relevantes fueron sometidos a la consideración de los actores (tomadores de decisiones), para identificar las posibles combinaciones, la disponibilidad de ellos y sus proyectos, y construir, como resultado, escenarios probables y alternos. En las sesiones de prospectiva participaron 310 personas, entre expertos, especialistas, empresarios, funcionarios públicos y líderes de opinión de Jalisco.

Para el futuro deseable se utilizó también el método Delphi, consistente en un cuestionario destinado a registrar "eventos portadores de futuro", aplicado a 83 expertos. El cuestionario estuvo compuesto de 219 eventos, agrupados por entornos y ámbitos. Los entornos fueron: ecológico, económico, social, público y cultural. Los expertos opinaron sobre la relevancia, la deseabilidad y la probabilidad de ocurrencia de cada uno de los 219 eventos incluidos.

Finalmente, el futuro pesimista fue construido por contraste con el deseable y los horizontes identificados en los escenarios tendenciales. Se consideraron para ello los opuestos semánticos de los eventos deseados, los proyectos y las tendencias observables.

Por último, el estudio de valores consistió en una encuesta estatal representativa. El número de casos ascendió a 1 399, y el grado de confiabilidad fue de 95 por ciento con margen de error de + - cinco por ciento. El cuestionario incluyó más de ciento treinta variables y fue diseñado a partir del instrumento utilizado por la Encuesta Mundial de Valores, con añadidos provenientes de otros estudios, como la escala de valores finales/instrumentales de Milton Rokeach, la escala de eficacia política de Paul Abrahamson, y un número menor de ítems diseñados ex profeso por los responsables del estudio de valores.

 

Resultados

Como resultado del proyecto se publicaron cuatro libros:

· Jalisco a futuro: construyendo el porvenir, editado por el Centro de Estudios Estratégicos para el Desarrollo, de la Universidad de Guadalajara (1999).

· Los valores de los jaliscienses, de Marco Antonio Cortés Guardado y Cecilia Soraya Shibya Soto, editado por la Universidad de Guadalajara (1999).

· El sistema político en Jalisco, de Javier Hurtado, editado por el Centro de Investigaciones en Política Comparada y la Universidad de Guadalajara (1999).

· Las paradojas del desarrollo social en Jalisco, de Carlos Barba y Fernando Pozos, editado por el cucsh-UdeG (2001).

 

Impactos

La publicación de "Jalisco a futuro" generó mucho interés en el gobierno de Jalisco, y diversas dependencias gubernamentales lo consideran un instrumento importante para el diseño de políticas públicas.

Por otra parte, sirvió para estructurar la agenda del Tercer Congreso Empresarial de Jalisco, celebrado en Puerto Vallarta a finales de 1999, en el que se discutieron los resultados del proyecto y se dio a conocer la versión empresarial del mismo: "Jalisco a futuro: metas ambiciosas, peligrosas pero sustentables".

"Jalisco a futuro" sigue siendo un referente útil para los diferentes estudios e investigaciones que se realizan en la entidad, y un instrumento de consulta para funcionarios, empresarios y líderes de opinión.

 

Bibliografía

ITESM. Jalisco 2000. Guadalajara: itesm, 1993.

CEED-UdeG. Jalisco a tiempo: hacia una estrategia regional de desarrollo sustentable. Guadalajara, 1994.

______ Jalisco a tiempo: doce propuestas para el desarrollo sustentable de Jalisco. Guadalajara, 1995.

______ Jalisco a tiempo: estrategias para una sociedad sustentable. Guadalajara, 1996.

Cortés Guardado, Marco Antonio. Integración y conflicto social en Jalisco. Universidad de Guadalajara, 1997.

INEGI. Censos de población y vivienda, 1970, 1980, 1990 y 1995.

______ Anuarios estadísticos del estado de Jalisco.

Parsons, Talcott. El sistema social. Madrid: Alianza Universidad, 1984.